¿Competir o cooperar? Esa es la cuestión.

Definición de Competitividad en www.zonaeconomica.com/:

«La competitividad es la capacidad que tiene una empresa o país de obtener rentabilidad en el mercado en relación a sus competidores. La competitividad depende de la relación entre el valor y la cantidad del producto ofrecido y los insumos necesarios para obtenerlo (productividad), y la productividad de los otros oferentes del mercado. El concepto de competitividad se puede aplicar tanto a una empresa como a un país.»
En mi opinión, mirándolo desde abajo, sin conocimientos económicos más allá del común de los mortales… esto quiere decir PISA AL DE AL LADO, bien fuerte, PARA ESTAR POR ENCIMA, y así sucesivamente. ¿Y qué sucede? pues que a fuerza de pisarnos unos a otros, cada vez estamos, la mayoría, más hundidos en favor de unos pocos que sacan tajada.

¿Competir o cooperar? Tú eliges.

Os cuento, brevemente, como lo veo:

¿Competimos?

Se nos dice que tenemos que tener una Educación cada vez más competitiva. Con un esfuerzo descomunal de los padres, de los niños y de los jóvenes. Todos compiten entre sí por estar más formados ¿y qué sucede al final? No hay empleos, no hay salida para tanto potencial desperdiciado.
Para el que tiene trabajo: una competición fratricida con los compañeros, por conservar el puesto, por evitar un ERE o un despido, por intentar conseguir una subida, un cargo. Trabajadores que gastan el 80%* de la energía en intentar quedar mejor que los demás, no en hacer bien su trabajo.
También en la familia, con los amigos. Hasta en el ámbito no puramente económico nos dirigen hacia ser competitivos: que te compras un coche… yo uno mejor; que has ido de tapas… yo a un restaurante de lujo. ¿Se vive mejor así? No sé…
Al final estamos en todos los ámbitos de la vida luchando, desgastándonos, sufriendo por conseguir ser más que el resto. Nos enseñan en este Sistema económico y social que tiene que ser así. ¿Sabes lo único que pasa si mueres en el intento de subir gracias a lo productivo que eres? Que cuando llegas a determinado nivel… sólo te queda caer.

¿Cooperamos?

En mi opinión es una opción personal, por eso lo pongo entre interrogantes, ¿Quién lo decide? Lo decides, tú.
Una Educación centrada en la cooperación hace que se desarrolle una sociedad más equitativa desde los orígenes. No se trata de ir dejando atrás a los que menos pueden sino de ir todos juntos creciendo. A menor desigualdad cultural y educativa, habrá mucha menos desigualdades económicas y sociales que, a su vez, incluso traerían ahorro económico a las administraciones.  Y lo más importante, menos pobreza. Al ser más equitativos en la Educación existe una igualdad de oportunidades real.
En el trabajo, cooperando se reduce la carga de trabajo, no hacemos lo mismo por triplicado sino que lo hacemos juntos. No lo hacemos, si cooperamos, por quedar bien… sino por el bien común entre la empresa y los trabajadores; incluso clientes y proveedores. El trabajo cooperativo es más dinámico y genera más satisfacción de forma colectiva en vez de a nivel unipersonal. Ahora tiempo, se gana en la famosa eficiencia.
Si de la cooperación entre los trabajadores pasamos a que las empresas sean cooperativas, donde los beneficios se reparten entre todos y reinvierten en favor de todos, posiblemente no generemos a una elite empresarial directiva de la misma, ni enriquezcamos a unos accionistas lejanos y especuladores… Pero, posiblemente, se creen unas sinergias de bienestar social y económico para la región o regiones donde opera. Posiblemente se incremente la satisfacción de todos los empleados, y con ello la felicidad de las personas y el crecimiento y prosperidad del negocio.
En el campo familiar, o de los amigos, o de las asociaciones, o de los vecinos… No me voy a enrollar, creo que es obvio que se vive mejor cooperando. Un ejemplo, para aquellos que hayáis visto la película «Lo Imposible», dentro de la tragedia ¿quién es más «feliz» o se sienten mejor los que cooperan, se ayudan y consiguen algo para los demás o los otros?

¿Competir o cooperar? Tú eliges.

Para acabar, estoy aburrido de escuchar competitividad, competencia, competitivo, etc., etc., como la única receta para los males de esta crisis. Cuando esas palabras solo reflejan la avaricia de algunos, o de muchos, que nos han traído hasta aquí.
Así, que tú mismo, en cada día en cada momento, tú eliges si quieres cooperar o prefieres competir: ¿Competir o cooperar? Esa es la cuestión.
* Lo del 80% es un «poner» ¿vale? Pero se gasta muchísimo en eso. Más info: mira a tus compañeros.

admin

Activista de la defensa del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias; amante de la justicia y de la paz. Y apuesta por un nuevo modelo energético. En lo laboral, es empleado en área comercial de una teleco. Reside en Alcalá del Río, Sevilla. España.

6 comentarios sobre “¿Competir o cooperar? Esa es la cuestión.

  • el 11/02/2012 a las 9:32 pm
    Permalink

    De acuerdo con tus reflexiones, creo que la cooperación es la mejor opción para conseguir lo que todos buscamos en la vida la felicidad. Es mas no hace falta echar la vista muy atras para ver que nuestros mayores vivían cooperando, ayudándose entre ellos..Aun vemos resquicios de humanidad en poblaciones mas pequeñas donde tu vecino no es un extraño y la educación de los niños aun se diseña en régimen de "mancomunidad" entre todos los vecinos. El gran triunfo de la sociedad capitalista ha sido educar para la individualidad inculcándonos el miedo al fracaso y la lucha sin límites por la consecución del objetivo. Aprovecho para recomenda el documental "La educación prohibida" os encantará. Esta es la ruta de descarga http://www.educacionprohibida.com/

    Respuesta
  • el 11/03/2012 a las 10:54 am
    Permalink

    Gracias, David, por comentar. Totalmente de acuerdo contigo. Es más, esto se podría vincular a la idea de vivir mejor con menos. No hace falta tantas cosas sino disfrutar de todo lo gratis: el tiempo, la amistad, el amor…Creo que vivimos en una sociedad que fomenta el individualismo porque éste, a su vez, ayuda a la maquinaria productiva que necesitan aquellos que quieren enriquecerse a costa de otros.Sí, si… Yo lo tengo claro: con más cooperación cambiaría el mundo.

    Respuesta
  • el 11/03/2012 a las 11:18 am
    Permalink

    Desde el momento que aceptamos el sistema en que vivimos, capitalista, aceptamos que se basa todo en la oferta y la demanda. Y claro como la oferta en cuanto a personal es mayor que la demanda se crea una competición que además se estimula desde muy temprana edad. No nos vale con disfrutar, ni siquiera con poseer, queremos disfrutar y poseer más que los demás, aunque ni nosotros sepamos a veces para qué. Nos nos conformamos con vivir y tener una vida sana y feliz con los que tenemos alrededor sino que nos pasamos la vida añorando aquello que otros tienen incluso cuando reconocemos que a ellos tampoco les ha hecho felices. En definitiva y por responder a la pregunta inicial, sin duda cooperar.

    Respuesta
  • el 11/03/2012 a las 11:33 am
    Permalink

    Gracias, David (otro). Lo que más me gusta de escribir algo en un blog es lo que me enriquecen los comentarios. Además, y se me acaba de ocurrir, comentar en un blog también es cooperar ¿no?

    Respuesta
  • el 11/09/2012 a las 7:01 pm
    Permalink

    buenísimos Abraham, lo difundo! Hoy en el I Encuentro de grupos de Cooperación de la Universidad de Sevilla hemos hablado de esto. Incluso en el ámbito de la cooperación hay que recuperar el significado de las palabras. No es lo mismo cooperar que ayudar. Se coopera desde la igualdad. Y no se puede llamar cooperación al desarrollo ayudar a que otros sigan los pasos de nuestro mal desarrollo. Un abrazo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies