¿Qué es la sequía y cómo nos afecta?

Si te preguntas: ¿Qué es la sequía y cómo nos afecta? Te defino lo que es y, ya te aviso, nos afecta mucho más de lo que crees.

La sequía tiene sus causas y sus consecuencias.

Y, te cuento además, como la sequía y los árboles son una clave de todo este problema ecológico.

En este artículo te contaré qué es la sequía y cómo nos afecta.

Definición de sequía

La sequía es un periodo de tiempo en el que una determinada zona, región o país, experimenta precipitaciones por debajo de lo normal.

Se trata de una ausencia de precipitaciones necesarias, ya sea en forma de lluvia o de nieve, que provoca una reducción de la humedad del suelo e impide la recuperación de las aguas subterráneas, así como una disminución del caudal de los arroyos.

¿Sabías que no todas las sequías son iguales? Hay tipos de sequía. Te cuento… Clic para tuitear

Tipos de sequía

Hay diferentes perspectivas a la hora de hablar de las sequías que podemos clasificar en los siguientes tipos.

Así, al menos, las clasifica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España:

  • Sequía meteorológica: Es la sequía que se produce por una escasez continuada de las precipitaciones y es la que da origen a los restantes tipos.
  • Sequía hidrológica: Es la sequía que se da por la reducción del agua disponible, tanto en aguas superficiales como subterráneas, a causa de la sequía meteorológica (por la ausencia de precipitaciones) y por el consumo de agua.
  • Sequía agrícola o hidroedáfica: Es la sequía que se da cuando no hay humedad suficiente en las raíces de las plantas. Esta sequía depende de si son plantas que necesitan más o menos agua para sobrevivir.
  • Sequía socioeconómica: Este tipo se refiere a las consecuencias sociales y económicas que provoca la propia escasez de agua en determinadas regiones en épocas de sequía.

Y creo que con esto, te puedes hacer una idea del significado de sequía y los tipos de sequías; pero es una información fría a modo de definición.

Porque otra cosa es vivir y convivir con esta situación.

Ya que la sequía, la que de verdad vivimos y experimentamos, provoca daños en las cosechas y una escasez general de agua, también para el consumo humano, que nos trae más pobreza y pérdida de calidad de vida.

Y si sabemos que el agua es la vida, la sequía es… Clic para tuitear

Así que, déjame que me vaya ahora por un derrotero más personal:

La sequía, los árboles y mi madre

La sequía, los árboles y mi madre tienen un vínculo muy fuerte.

Te puede chocar el título de este apartado, pero déjame empezar por mi propia experiencia personal antes de seguir profundizando porque, una vez más en mi Andalucía (España), vivimos una situación de extrema sequía.

Nada nuevo, pero es que no llueve.

Y digo «nada nuevo» porque haciendo un poco de memoria…

La sequía y mi experiencia personal

Resulta que cuando era pequeño viví una situación similar, pero existían menos infraestructuras para paliar estas situaciones.

Pero el problema está en que, si no cae una gota tal y como está pasando, da igual las infraestructuras disponibles en la actualidad.

Lo que sí veo en las calles y en las conversaciones de los bares, como se suele decir, es que nadie parece echar cuenta a este grave problema.

Pero, sin embargo, hoy he leído este titular:

“La sequía en la cuenca del Guadalquivir obliga a restringir el agua a 4,3 millones de personas”.

Fuente: El País

Y es que la situación es grave en Andalucía porque se está secando y sigue sin llover.

Gráfico con la evolución del agua embalsada en Andalucía
Evolución del agua embalsada en Andalucía los últimos años. (FUENTE: embalses.net)

Hablo de lo que pasa ahora, pero leas cuando leas este artículo, te puedo asegurar que el sur de la península ibérica estará entrando en situación de sequía, en sequía o saliendo de una sequía.

Y es que el cambio climático ha llegado para quedarse y sus consecuencias las sufrimos cada vez más.

Al menos, con este tema de la sequía, así lo he vivido yo en mis 50 años de vida.

Y, en esta situación, lo primero que se me ha venido a la cabeza ha sido lo que me decía mi madre cuando era pequeño y que, debido a otra ola de sequía extrema, estuvimos viviendo con restricciones de agua.

Las restricciones que me tocó vivir en la infancia consistía en que a las 6 de la tarde se cortaba el agua corriente hasta las 6 de la mañana del día siguiente; o hasta las 8 de la mañana, eso no lo recuerdo bien. Era muy pequeño.

Lo que sí recuerdo es lo difícil que es vivir sin agua corriente pero, solemos tener poca memoria para las experiencias negativas, y no somos conscientes del problema que supone la sequía.

Y es que tenemos la falsa percepción de que el agua sale por sí sola por el grifo a modo de fuente inagotable.

Pero no es así, si no hay lluvia, no hay agua. Pero…

Los árboles atraen la lluvia

Y mi madre tenía razón…

¿Y por qué menciono a mi madre en todo esto?

Pues porque mi madre ya me decía en aquellos años 70 que “los árboles atraen la lluvia”.

A mí aquello me parecía mágico.

Y no fui capaz de entenderlo, por eso creo que se me quedó grabado en la memoria hasta el día de hoy.

Imagen con foto de zona boscosa y la frase "los árboles atraen la lluvia".
Ya lo decía mi madre: «los árboles atraen la lluvia».

Tampoco sé si ideas como esa, y las imágenes que veía en las noticias sobre Greenpeace, son las que me han aportado cierta sensibilidad ecologista, pero aquí estamos.

El caso es que es verdad: los árboles atraen la lluvia y está científicamente demostrado en todos los estudios sobre el ciclo del agua.

Así que, si ya tenía motivos para defender la protección de los árboles y denunciar la desforestación; ahora, tengo el motivo más importante para hacerlo: necesitamos agua.

Los árboles atraen la lluvia: ¿son mágicos o una maravilla de la ingeniería de la naturaleza? Clic para tuitear

Pero, ¿cómo hacen llover los árboles?

Veamos, ahora, las evidencias científicas de la influencia de los árboles en la lluvia:

Y es que, los científicos tienen pruebas que apoyan la percepción generalizada de que los árboles generan lluvia porque al crecer más vegetación, llueve más.

Así de simple y las estadísticas lo dejan claro.

Por término medio, el 40% de las precipitaciones se originan en la evaporación y la transpiración del agua de las plantas.

Por ejemplo, se sabe que bosques como el del Amazonas no se limitan a crecer en zonas húmedas; sino que crean y mantienen las condiciones en las que crecen aumentando las precipitaciones y reduciendo la duración de la estación seca.

Luego los árboles reducen y previenen las sequías.

Por contra, cuando se despeja la vegetación, la humedad se reduce y hay menos agua disponible en el paisaje para la evaporación y la transpiración, reduciéndose las precipitaciones meteorológicas.

Por eso, al cultivar más vegetación en grandes áreas, también aumentamos el transporte de la humedad hacia el interior.

Esto es lo que se conoce como la teoría de la bomba biótica.

Así que ya sabes que la transformación de los paisajes de bosques a campos de cultivo tiene un impacto en los climas regionales, al menos, tan grande como el cambio climático.

Es una cuestión de supervivencia. Pero…

Imagen de una mano sobre tierra seca y la pregunta: ¿Qué es la sequía y cómo nos afecta?
¿Qué es la sequía y cómo nos afecta?

¿Cuáles son las consecuencias de la sequía?

A nivel económico, las sequías son los segundos fenómenos meteorológicos más costosos después de los huracanes.

Pero, a diferencia de lo que ocurre con los fenómenos meteorológicos repentinos, como los huracanes, los tornados, la gota fría y las tormentas eléctricas, a menudo es difícil precisar cuándo ha comenzado una sequía o cuándo ha terminado.

Los efectos iniciales de una sequía pueden ser difíciles de identificar de inmediato, por lo que pueden pasar semanas o meses para determinar que una sequía ha comenzado.

El final de una sequía es difícil de identificar por la misma razón. Una sequía puede durar semanas, meses o incluso años.

A veces, las condiciones de sequía pueden existir durante una década o más en una región.

Cuanto más dure una sequía, mayores serán sus efectos perjudiciales para la población.

¿Cómo afectan las sequías a las personas?

Las sequías afectan a las personas de varias maneras.

El acceso al agua potable es esencial para toda la vida, y las fuentes de agua pueden disminuir durante una sequía.

Sin la presencia de agua, la gente debe traer suficiente agua de otros lugares para sobrevivir; y puede que no sea tu caso, pero sucede en muchas partes del mundo.

Pero el agua no solo se bebe, sin agua tampoco se come porque el agua también es necesaria para que los cultivos crezcan.

Foto de un hombre con un trozo de tierra seca por causa de la sequía.
La tierra se seca en época de sequía.

Cuando no caen suficientes precipitaciones para regar los campos de forma natural, hay que regarlos mediante la irrigación con las reservas de los pantanos y embalses.

Pero, estos recursos solo están disponibles cuando hay suficiente agua en los ríos, lagos o arroyos cercanos, o en las aguas subterráneas.

Y esto es lo peor de las sequías.

Cuando estas fuentes de agua disminuyen e incluso llegan a secarse, no es posible regar los cultivos y provocan su muerte.

Cómo afecta la sequía a los árboles y los bosques

La sequía afecta directamente a los árboles al ralentizar o detener su crecimiento y causarles lesiones o la muerte.

También les afecta la sequía indirectamente a los árboles, aumentando su susceptibilidad a los incendios forestales, las plagas de insectos y las enfermedades.

Foto en blanco y negro de un árbol solitario y seco
Un árbol seco y solo.

Una sequía puede ser de corta duración, tal vez una temporada de crecimiento, pero su impacto en la salud de un árbol -y, en última instancia, de un bosque- puede durar mucho más tiempo.

Los árboles han desarrollado mecanismos de protección para hacer frente al estrés hídrico, pero hay muchos factores externos que determinan los efectos de la sequía, como la composición del suelo y la topografía, así como la mezcla, la edad y la densidad de los árboles.

Por ejemplo, los suelos con alto contenido en arcilla tienden a retener mejor la humedad que los arenosos, pero los árboles echan raíces menos profundas en la arcilla, lo que los hace más susceptibles a la escasez de agua.

Todo esto hace que la relación entre la sequía y la salud de los árboles sea compleja.

La mayoría de las plantas tienen entre un 80 y un 95 por ciento de agua.

La utilizan para la transpiración (la liberación de vapor de agua a través de unas aberturas en las hojas llamadas estomas), pero también para producir energía, en forma de carbohidratos, mediante la fotosíntesis.

En condiciones de sequía, las plantas pueden cerrar los estomas de sus hojas para limitar la transpiración y conservar así el agua.

Si la escasez de agua se prolonga, la fotosíntesis cesará, junto con el crecimiento de la planta que sustenta.

Las plantas también dejarán caer sus hojas para conservar el agua.

Si la sequía persiste, los árboles acabarán muriendo.

Toma de conciencia sobre el uso del agua

Cuando tenemos una sequía, puede afectar a nuestros pueblos, ciudades y a nuestro medio ambiente, de muchas maneras diferentes.

Todo en la naturaleza está conectado, al igual que todo en nuestras comunidades.

Y, es que, la sequía afecta a nuestras vidas de muchas maneras diferentes porque el agua es una parte muy importante de muchas de nuestras actividades, aunque muchas veces no seamos conscientes de ello.

¡Mira!

Necesitamos agua para vivir, y los animales y las plantas también.

Necesitamos agua para cultivar los alimentos que comemos.

También utilizamos el agua para muchas cuestiones diversas y cotidianas como lavar los platos, cocinar, ducharnos… Y hasta para practicar natación.

El agua también se utiliza para fabricar la electricidad que utilizamos para hacer funcionar las luces de nuestras casas, los electrodomésticos, los ordenadores y hasta los móviles.

En los casos de sequía severa no tenemos suficiente agua para estas actividades y, por ello, la falta de agua lo cambia todo en nuestras vidas.

La sequía pone en grave riesgo nuestra forma de vida y la vida misma.

Y, como te contaba más arriba, es estupendo saber que los árboles hacen llover, pero…

¡Los árboles se están talando a un ritmo más rápido que en cualquier otro momento de la historia!

¿Cómo podemos revertir esta situación?

¿Cómo podemos aumentar las precipitaciones en nuestras regiones?

¿Por qué plantar árboles es una buena idea frente a la sequía?

Ahora, si te parece, voy a desarrollar de forma amplia el tema de los árboles y la sequía porque están unidos para bien y para mal, como decía mi madre.

Esto se debe a que los árboles autóctonos echan raíces profundas que buscan agua en el suelo para aprovechar las aguas subterráneas y sacarlas a la superficie.

Los árboles, especialmente las especies autóctonas tolerantes a la sequía, también proporcionan servicios críticos que atacan directamente algunas de las consecuencias de la sequía.

Según la tesis de Iván Prieto Aguilar titulado: «Patrones de redistribución hidráulica y su importancia en zonas áridas»:

Se ha visto que la redistribución hidráulica juega un papel que puede ser decisivo en el balance hídrico no solo de la planta levantadora sino de comunidades o ecosistemas enteros.

Iván Prieto

Y…

¿Qué es la redistribución hidráulica de los árboles?

La redistribución hídrica hace referencia al proceso por el cual los árboles buscan agua a diferentes profundidades en el suelo para su supervivencia y, luego, este agua se redistribuye lateral y verticalmente a través del sistema radicular.

Los árboles hacen esto para evitar la muerte de las raíces y retener la humedad del suelo.

En el proceso de redistribución del agua a lo largo de los sistemas radiculares, los árboles filtran el agua y ponen una parte a disposición de las plantas con sistemas radiculares menos profundos.

A medida que las plantas utilizan el agua en la fotosíntesis, ésta se desprende de las hojas en un proceso llamado transpiración, que enfría el aire circundante.

En los climas mediterráneos semiáridos, como el nuestro, este enfriamiento puede depender en un 80% de la redistribución del agua por los árboles.

La cubierta arbórea también evita la evaporación de los ríos, los embalses y el suelo, ahorrando agua para el consumo y la agricultura.

¿Te parecen pocas todos los beneficios que nos aportan los árboles?

Pues esto sigue:

Más ventajas que nos aportan los árboles

En general, la cubierta arbórea da sombra y refresca el entorno.

Pero, en las ciudades esto es especialmente importante porque, como me imagino, si alguna vez has pisado el asfalto en un día de verano no hace falta que diga nada, ya tienes una idea de por qué.

Los paisajes urbanos están hechos de materiales que absorben la luz solar y el calor más que los suelos o los paisajes plantados, lo que hace que las ciudades sean más calientes que el paisaje circundante.

Los científicos lo llaman «efecto isla de calor«.

La cubierta de árboles puede reducir la temperatura en unos 10 grados centígrados en las islas de calor, lo que significa que los árboles pueden ser la diferencia entre unos soportables 35 grados en Andalucía, a unos insoportables 45ºC.

Estos beneficios no se obtienen de la noche a la mañana.

Los árboles son una inversión a largo plazo que requiere reflexión y cuidados durante toda su vida.

Si queremos aprovechar los beneficios a largo plazo de los árboles, tenemos que regar y cuidar los que ya tenemos y plantar árboles para el futuro.

También tenemos que evitar plantar cosas, como el césped, que desperdician agua y no aportan beneficios en caso de sequía.

La sequía en Andalucía es cíclica y, cada vez, más intensa como consecuencia del cambio climático.

Plantar y mantener árboles que nos ayuden a hacer frente a la sequía es esencial para la salud a largo plazo de nuestras ciudades y pueblos.

Vídeo: Causas de las sequías y consecuencias de las sequías

Por si eres de los que van rápido y prefieres leer menos, en este breve vídeo te describen muy bien en menos de tres minutos:

  • ¿Qué es la sequía?
  • ¿Qué es la sequía sus causas y consecuencias?
  • Y, tipos de sequía que existen.
Vídeo del canal de YouTube de Ecología Verde
¿Qué es la sequía y cómo nos afecta? Clic para tuitear

¿Qué es la sequía?

Imagen con pregunta: ¿Qué es la sequía?

Una sequía es un periodo de condiciones más secas de lo normal que provoca problemas relacionados con la escasez de agua.

La cantidad de precipitaciones en un lugar concreto varía de un año a otro, pero durante un periodo largo de años, la cantidad media es bastante constante. Así, hablamos de sequía cuando las precipitaciones de lluvia o nieve están muy por debajo de esa media.

Deja un comentario y hablamos por ahí sobre el tema.

Y muchas gracias por leer este artículo y por compartirlo por redes sociales. GRACIAS.

Abraham Velázquez @ecoabraham

FUENTES DE INFORMACIÓN: Han sido muchas y reflejo aquí solo las más relevantes.

.

  ⬇ Ahora puedes plantar un árbol ⬇

Podemos compartir más de cerca y estar en contacto, si te suscribes aquí. Cuando lo hagas, te regalo un árbol que sembraré por ti para reforestar el mundo. GRACIAS.

Suscríbete y siembro un árbol por ti:

Responsable: Abraham Velázquez (Más detalles en pie de página)
4.7/5 - (12 votos)
Resumen
¿Qué es la sequía y cómo nos afecta?
Nombre del artículo
¿Qué es la sequía y cómo nos afecta?
Descripción
¿Qué es la sequía y cómo nos afecta? La sequía, los arboles y mi madre tienen un vínculo muy fuerte. Te puede chocar el título de este artículo, pero déjame que te cuente porque se le puede sacar mucho jugo a todo esto. En este artículo te contaré qué es la sequía y cómo nos afecta porque revisamos sus causas y sus consecuencias.
Autor
Publisher Name
mirardesdeabajo.com
Publisher Logo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.