De los números a la pobreza, ¡pero hay soluciones!

Las cifras de paro que nos dan, no son cifras sino tragedias personales y el fracaso colectivo de todos. No podemos ver la sangría social que están aplicando con la excusa de la crisis y mirar para otro

En cualquier lugar, en cualquier casa, cada persona sin acceso al trabajo es una injusticia que hunde y lastra a las personas hacia una pobreza mucho más profunda de lo que solemos valorar. No es sólo el dinero, no; es la marginación, el verse relegado, la impotencia, el ver que quieres y no puedes, el ver como a ese problema se van sumando, día tras día, muchos otros.

Frente a este problema, y como os contaba hace tiempo, encontramos como gran parte de la ciudadanía es solidaria con los vecinos de nuestros pueblos, de nuestros barrios, y eso es bueno. Es bueno porque nos habla de lo mejor de nosotros mismos: la solidaridad, la capacidad de compartir, la capacidad de cooperar. Y, éstas capacidades, son las que nos pueden sacar del pozo si las aplicamos a las decisiones políticas y económicas. Si las aplicamos todos: los que nos gobiernan y la ciudadanía.

Pero, evidentemente, hay unos responsables que no pueden eludir su responsabilidad y tienen que dar pasos adelante para cambiar la situación: los que nos gobiernan. Y si no lo hacen ellos, tendremos que hacer algo ¿no crees?

Es posible salir todos de la crisis social y económica en la que estamos con un nuevo modelo energético, renovable, saludable y generador de empleo; con el fomento de cooperativas, con el reparto del trabajo, con el comercio de proximidad, con el apoyo al artesano, a la cultura, mejorando la Educación y la Sanidad públicas, reformando barrios y vivienda para que sean más eficientes y habitables, apoyando al campo, al turismo sostenible, etc.

Es posible, pero algunos… ¡No quieren! ¿Y tú, como lo ves? ¿Seguimos haciendo las cosas igual o tomamos partido por cambiarlas?

Abraham Velázquez Moraira
@70abraham

#RecortaElParo

admin

Activista de la defensa del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias; amante de la justicia y de la paz. Y apuesta por un nuevo modelo energético. En lo laboral, es empleado en área comercial de una teleco. Reside en Alcalá del Río, Sevilla. España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies