Pobreza energética: otra cara de la pobreza

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 14 segundos

Cada día vemos más personas en situación de POBREZA ENERGÉTICA porque se encuentran entre la espada y la pared: ¿comer o calentarse?

Con los casos de pobreza energética percibimos en nuestro entorno otra cara del empobrecimiento. Cada día vemos más personas y familias que, sin estar en situación de pobreza extrema, si se encuentran entre la espada y la pared: ¿comer o calentarse?

Primero voy a darte la definición de lo que es y, más abajo, te cuento con más profundidad cómo veo este problema y posibles vías de solución.

Actualizado el 29/08/2021

¿Qué es la pobreza energética? Definición

Hablamos de pobreza energética cuando en un hogar, debido a la escasez de ingresos, se hace inviable afrontar el pago de la factura de la luz.

Un ejemplo claro es cuando, en invierno, no pueden encender la calefacción, o comer caliente es un lujo, ya que tienen que elegir entre poder afrontar la factura de la luz o pagar la cesta de la compra.

Debe ser muy duro tener que preguntarse si comer o calentarse, siendo respuestas excluyentes.

La pobreza es pobreza, sin más.

Pero hay distintos niveles de pobreza, y es por eso por lo que no es necesario llegar a la pobreza extrema para que podamos vernos afectados.

Te muestro datos más abajo porque hay más hogares afrontando la pobreza energética de lo que crees. Es suficiente con llegar al límite de no poder pagar la energía necesaria para mantener la vivienda en condiciones dignas y salubres de temperatura.

En estos casos son personas, o familias completas, que tienen que renunciar a muchas necesidades para poder pagar la factura de la luz o, en caso contrario, están en riesgo de corte de suministro por impago a la compañía energética.

 

Hablamos de #PobrezaEnergética cuando en un hogar, debido a la escasez de ingresos, se hace inviable afrontar el pago de la factura de la luz. Clic para tuitear

Esta situación también se da en zonas muy calurosas, al llegar el verano, y no tener ni una casa preparada, ni posibilidad de climatizarla, para combatir las olas de calor. Que, además, cada vez se van a dar con mayor frecuencia por  calentamiento global.

Una de las características de este tipo de pobreza es que, en muchas ocasiones, no es permanente, sino que fluctúa según las estaciones del año y la necesidad de protegerse del frío o del calor extremos.

 

Causas de esta emergencia energética

Sin haber hecho una investigación, sino mirándolo desde abajo por lo que veo en las calles y en la vida diaria, me permito contaros que la pobreza energética tiene múltiples causas, entre ellas:

  • Un oligopolio energético que controla el mercado e incluso a gobiernos.
  • Una precariedad e inestabilidad en el mundo laboral.
  • La ausencia de una garantía de ingresos mínimos y asegurados.
  • La burocracia que impide proteger de forma eficiente a las personas pobres.
  • Y, por supuesto, el precio abusivo de la luz.

¿Y qué sucede para que estas causas te puedan llevar al punto de no poder pagar la factura energética?

Pues por un cóctel explosivo y, al que me gusta llamar, el círculo vicioso de este tipo de pobreza. ¿Y a qué me refiero con esto? ¡Espera! Te lo cuento.

 

El círculo vicioso de la pobreza energética

Me refiero a un círculo cerrado con tres componentes:

  1. Bajos ingresos (a nivel personal o familiar)
  2. Elevados precios del kW/h.
  3. Viviendas energéticamente ineficientes.

 

Imagen círculo vicioso pobreza energética
Círculo vicioso de la pobreza energética

 

¿Cómo es el círculo vicioso de la #PobrezaEnergética? Clic para tuitear

Por un lado, partimos de una situación de bajos ingresos por las causas que ya te comenté antes.

Esa situación es fácil que provoque que la vivienda no sea de la suficiente calidad o que, al menos, no haya podido ser adaptada para protegerse de las inclemencias del tiempo. Lo que provoca que necesite más energía para calentar o enfriar la casa, que otras familias más pudientes.

Y la puntilla al problema se lo ponen unos precios abusivos de la energía propiciado, igualmente, por el ya mencionado oligopolio.

La Unión Europea lo expresa, literalmente, así:

“Los elevados precios de la energía, los bajos ingresos y unos hogares mal aislados, húmedos y poco saludables han dado lugar a un incremento de las tasas de pobreza energética.”

Es un problema de envergadura y alto impacto ya que, según la Comisión Europea:

“En torno al 11 % de la población de la UE —54 millones de europeos— sufre los efectos de la pobreza energética. “(Datos de 2019)

¿Y qué hacemos? ¿Se puede romper este círculo vicioso?

 

¿Cómo resolver el problema de la pobreza energética?

Este problema, y su solución, me recuerda a lo que los bomberos llaman el triángulo del fuego que lo componen la energía, el comburente (normalmente oxígeno) y el combustible. Si quitas una de las tres partes de ese triángulo… ¡No hay fuego! Un problema menos.

No, no he cambiado de tema.

Te cuento esto del fuego porque la solución viene de la misma manera para romper el círculo vicioso de la pobreza energética.

Si solucionamos, al menos, una de las tres situaciones de este círculo, habremos aliviado a esas personas que viven empobrecidas energéticamente.

 

¿Se puede resolver el problema de la #PobrezaEnergética? Clic para tuitear

 

3 vías de solución para erradicar la pobreza energética

  • Legislando de forma adecuada para impedir el abuso de las grandes compañías eléctricas y garantizando precios asequibles para la población. En mi opinión, estos precios podrían ser progresivos, según el volumen de gasto. para fomentar el ahorro de la sociedad en general: similar como sucede con el agua en muchos municipios.
  • Y, en tercer lugar, hay que asegurar que todas las viviendas tengan unos niveles de calidad adecuados y sean energéticamente eficientes; ayudando, y supervisando, para que las familias más pobres puedan, también, tener estas condiciones óptimas.

 

Imagen hogar eficente
Una vivienda bien aislada es una buena herramienta frente a la pobreza energética.

Con solo una de estas soluciones se rompe el círculo tan negativo de la pobreza energética. Pero lo ideal sería afrontar los tres de una vez. (Permíteme que añada algo) ¡De una vez por todas! Es cuestión de justicia social.

 

Otras claves para afrontar este problema

A nivel más general, creo que lo que necesitamos es una auténtica transición energética hacia un modelo de energías limpias, renovables y de forma distribuida (no centralizada).

Este modelo basado en autoconsumo en las casas y en las comunidades de vecinos, daría un vuelco al modelo propiciando las soluciones que te comentaba más arriba.

La idea es aprovechar para erradicar este tipo de pobreza haciendo una transición energética socialmente justa y en equilibrio con los límites de la naturaleza.

Otra vía es la información. Las facturas de la luz no las entendemos la mayoría de los usuarios, y mucho menos al completo. Y saber es poder, suele decirse.

 

Imagen de bombillas y factura de la luz
Conocer la factura de la luz te permitirá ahorrar energía.

Conocer bien la factura te puede ayudar en el sentido de poder configurarla con la potencia y tarifa que más se ajuste a tus necesidades.

Y, vinculada con la anterior, quiero mencionar la formación en asuntos de energía.

Es una carencia más de nuestro sistema educativo. Pero, debería paliarse mediante campañas en medios de comunicación públicos para incrementar el conocimiento de la población, en general, sobre cuestiones energéticas, el ahorro y la eficiencia.

 

Semana Europea contra la pobreza energética

Todos los años, durante una semana de febrero, desde el día 17 hasta el 23, se pone foco en Europa en la importancia de la pobreza energética.

Y son esas fechas en conmemoración del invierno más duro del pasado siglo XX, en esos mismos días, del año 1956.

Y es una buena semana para decir claramente a los que gobiernan que la responsabilidad de poner las medidas que he ido mencionando no son ni tuya, ni mía.

Son los políticos que hemos elegido para gobernar los que deben implantar las soluciones adecuadas. Es la semana perfecta para exigir que se erradique la #PobrezaEnergética.

Y quiero acabar con una frase de alguien que admiro y ha influido en mi vida, Gandhi:

“la pobreza es la forma más atroz de violencia”.

 

¿Qué es la pobreza energética?

¿Qué es la pobreza energética?

La pobreza energética es cuando, por causas económicas, en un hogar se hace inviable afrontar el pago de la factura de la luz y/o el gas. Principalmente, por el incremento del consumo de energía en Kw/h por la necesidad de calentarse en invierno. También, cuando no podemos combatir las olas de calor en verano.  Para estar en situación de pobreza energética no es necesario tener un grado de pobreza extrema. De hecho, según la Unión Europea, en 2019 la sufría el 11% de la población.

 

Abraham Velázquez

@ecoabraham

 

  ⬇ Ahora puedes plantar un árbol ⬇

Podemos compartir más de cerca y estar en contacto, si te suscribes aquí. Cuando lo hagas, te regalo un árbol que sembraré por ti para reforestar el mundo. GRACIAS.

Suscríbete y siembro un árbol por ti:

Responsable: Abraham Velázquez (Más detalles en pie de página)
Imagen de radiador apagado símbolo de pobreza energética
Nuevas formas de ser pobres: la pobreza energética.
4.7/5 - (7 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.