¿Se puede consumir menos y vivir mejor?

portada-consumir-menos-vivir-mejor

No es una locura lo de consumir menos y vivir mejor

Lo primero dejar claro, cuando hablamos de consumir menos, es que no hablamos aquí de aquellas personas que como consecuencias de la crisis, del lugar del mundo donde vive, o de cualquier otra circunstancia, tienen que, reducir su consumo por necesidad. Hablamos de lo que todos podemos hacer cada día de forma voluntaria para vivir mejor todos, pero con menos cosas.

Hay muchos libros, documentos y vídeos que te pueden hablar de cómo es mejor, más saludable, más económico y más ecológico vivir con menos. Os dejo enlaces al pie.

Para esta reflexión parto de un punto general: No podemos crecer de forma infinita en un planeta que tiene recursos finitos.

 

Es mejor, más saludable, más económico y más ecológico consumir menos y vivir mejor. Clic para tuitear

 

¿Cómo consumir menos y vivir mejor? ¿Es posible?

Pero me voy a lo cotidiano porque se puede vivir mucho mejor con un consumo menor, incluso con gestos pequeños que os cuento porque creo más interesante compartir estos ejemplos:

  • Comprar frutas y verduras de temporada es más sano, más barato y mejor para el medio ambiente. Siempre a granel, las bandejas y envoltorios de plásticos no aportan nada al sabor y a nuestro disfrute del producto; eso sí, generan basura.
  • Reparar tu coche antes de cambiarlo por uno nuevo, la reducción de impacto ambiental es brutal y el ahorro en tu bolsillo igual. Es aplicable a los electrodomésticos, ordenadores, móviles, etc.
  • Conducir menos, reducir el uso del coche privado y, cuando lo hagas, hacer conducción ecológica o económica. Con el uso del trasporte público ganas tiempo para leer, para conocer gente, para pasear. Un ejemplo gracioso, pero que se da mucho, es coger el coche para hacer uno o dos kilómetros para llegar al gimnasio y hacer cinta de andar. Además, la conducción ecológica incluso reduce drásticamente el ruido en las calles y el desgaste del vehículo.
  • Hacer jabón en casa con el aceite usado. Es ideal para ropa blanca y también para la limpieza de toda la casa. Además ¿sabías que el jabón es desinfectante? No te hace falta la lejía. Haciendo jabón no tiras el aceite, no compras jabón y friegasuelo. De nuevo ahorras tú y el medio ambiente. Además, la elaboración del jabón es una tarea que a mí me relaja y que siempre hago escuchando buena música.
  • ¿A qué estás más cómodo con tus zapatos viejos? Pues no los tires, ¿te acuerdas de la profesión de zapatero? Pues parece que resurge. Y hay muchas más cosas que se pueden seguir usando. Así que recuerda reparar, antes de reciclar. Y, por supuesto, lo último es tirar.
  • La ropa dura más de lo que te dicta la moda. Hay toda una estrategia de mercado para que estés permanentemente cambiándola y tú sabes que no es necesario.
  • Para afeitarse, es un placer el jabón en barra y la brocha para hacer la espuma, es baratísimo y dura una eternidad. Es placentero y no derrochas botes de aluminio con gases para hacer la espuma.
  • Para beber refrescos y cervezas evitar los envasados en latas y en pequeños envases: Vale más el continente que el contenido.
  • Desplazarse en bicicleta al trabajo o tus gestiones, es agradable, haces deporte e igual te ahorras el dinero del gimnasio; amén del ahorro energético. Bueno, y de los beneficios de ir andando, no hablemos…
  • Cultivar en tu propia casa, patio o terraza si dispones de espacio. Verás crecer lo que te comes.
  • Compra cerca de casa, al final te sale barato y harás hasta amigos en el barrio o pueblo que vivas. Y ahorras tiempo y dinero en desplazamientos.
  • ¡Echa menos producto! Si lo pruebas seguro que los dientes quedan igual de limpios con la mitad de la pasta que pones en el cepillo. Igual pasa con el jabón para lavadora y lavavajillas.
  • Y miles de cosas que puedes hace para ahorrar energía.

 

¿Cómo consumir menos y vivir mejor? ¿Es posible? Clic para tuitear

 

¿Crees que puedes consumir menos y vivir mejor?

vivir mejor con menos consumo

Son pequeñas cosas que puedes hacer y con las que vivirás mejor gastando menos y con menor impacto ambiental. Y es verdad, vives mejor.

Cuanto más ahorres en consumir lo que realmente no necesitas, menos necesidad de trabajar más tendrás. Ganas tiempo para ti.

Hablamos de hábitos que te ponen la vida más fácil y puedes ir adquiriendo poco a poco. Y no pienses en lo que haces mal sino en los pasos que das a un consumo más responsable, saludable y ecológico.

Cuando se trata de cambiar conductas, es mejor que lo hagas poco a poco, sin agobiarte y sin agobiar a las personas de tu entorno. El objetivo es que seamos felices y es cierto que podemos serlo con menos. En el tener no está la felicidad. ¡Disfruta de la vida que sólo tienes una oportunidad!

¡Ah! Es mentira que haya que fomentar el consumo para la salud de la economía, saldremos antes consumiendo de forma diferente.

 

No podemos crecer de forma infinita en un planeta que tiene recursos finitos. Clic para tuitear

 

Abraham Velázquez
@ecoabraham

 

Enlaces y vídeos relacionados:

 

 

¿Se puede consumir menos y vivir mejor?

0 comentarios en «¿Se puede consumir menos y vivir mejor?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies